TAICHI Y AUTISMO. ¿pues no es para todos?

En mi empeño por acercar el Taichi a personas con especiales necesidades ( entre para bien y para mal) me he empeñado en no sólo acercar el Taichi a los niños,sino que ahora especialmente me dirijo a los NIÑOS AUTISTAS. Niños y todos aquellos en fase de crecimiento y desarrollo, o sea, a cualquier persona de cualquier edad con el trastorno autista.

Hace escasas fechas junté lo que llevo ya practicando muchos años de Taichi y Qigong con una investigación sobre lo que otros muchos vienen haciendo desde hace muchos años en beneficio de este colectivo AUTISTA.

Casi toda la información con la que he trabajado sumada a mi experiencia, viene de Estados Unidos, o sea, lugares donde uno se debe buscar más la vida en asuntos sociales que aquí en España.

No obstante pese a las asociaciones que trabajan estupendamente, ADANSI es todo un referente nacional, las familias tienen que dedicar muchos recursos económicos y de tiempo al estímulo de sus “pequeños trastornados” ( lo digo con todo el cariño y jugando con palabros que no me gustan y que se usan para etiquetar a unos y otros, TEA).

Lo que he observado, y esto me provoca una enorme ilusión, es que podemos llegar a conseguir resultados curativos y entienda cada uno el significado de este término como mejor le parezca.

En el presente artículo o post presento los resultados de esa búsqueda o investigación y la motivación que pueda llevar a que algún padre o responsable de niños autistas se anime, a través de mi, a buscar en la experiencia TAICHI Y AUTISMO una solución curativa.

Y digo que es una ilusión de que así sea. E ilusionar a una familia es muy duro si luego le sigue una desilusión. Pese al carácter experimental de mi propuesta a continuación, sé que conseguiremos una mejora clara. ¿ hasta cuánto? Es lo que no sé.

Así que, ¡por favor! animaros. Merecerá la pena seguro.

DIFERENT TOUCH

Y de seguida adjunto los resultados y memoria del trabajo que expongo y quiero llevar a cabo con alguna familia o grupos de familias afectadas por Autismo:

“INTRODUCCIÓN

Tratar con niños/ personas con autismo/ asperger (desde ahora autismo) está vinculado a un sistema relacional diferente a lo que mal llamamos “normalidad”.

Con todo el respeto a las personas que tenéis hijos o cercanos con autismo, que sí sabéis bien lo que es el caso particular de cada uno de ellos. Lo que aquí escribo entonces, en lo relacionado con la enfermedad puede no estar suficientemente fundamentado, de ahí mis disculpas por anticipado.

Algo que también se aleja de esa “normalidad” es la práctica de Taichi y qigong (chikung) y más aún cuando se hace vinculado a la salud.

El taichí y el qigong ( desde ahora taichí) es uno de los brazos que la Medicina Tradicional China (MTC) tiene como estrategia curativa.

Es por ello un sistema de tratamiento de la salud. De manera específica se puede dirigir a un tipo de dolencia concreta. Y esta es la intención que ya he iniciado y plasmo en este documento.

Vincular el Taichi y el autismo buscando la mejora y bienestar del autista y de su entorno más cercano.

Dentro de ese entorno de no “normalidad” en el que nos movemos, el Taichi está muy vinculado al concepto de “energía vital”. Todo lo vivo en el Universo está  generado y está influído por campos de vibración, campos electromagnéticos que emiten una vibración medible además.

Sobre estos campos, los de cada uno de nosotros, es sobre lo que influye la práctica del Taichi.

En resumen y a nivel corporal, podemos hablar-  además y centrarnos en ello para una mayor “normalidad” – de que la circulación sanguínea y de otros fluídos corporales está íntimamente relacionada con la energía. Así podemos hablar, en este documento al menos, de sangre y energía de manera similar, con lo anteriormente mencionado.

La enfermedad según la MTC está vinculada a bloqueos de energía ( por tanto también por problemas de circulación sanguínea). Lo que pretendemos con la práctica del Taichi entonces es mejorar el sistema circulatorio sanguíneo que riega el cerebro – relacionado con el Sistema Nervioso Central, la mente-, que riega el corazón- relacionado con la agitación cardiaca y la mente- , que riega el sistema digestivo también relacionado con la mente, podemos hablar de las rabietas, la agresividad, las estructuras mentales fijas, patrones de conducta repetitivos…

… que alcanza nuestras manos y pies- relacionado con nuestro sistema sensorial, entre otros con el tacto y nuestra aversión al contacto, en este caso, y además, con las autolesiones y la sensibilidad a ellas.

Es entonces que todo nuestro sistema relacional, con nuestro modo de entendernos y entendernos con los otros, está influenciado por  esa saludable circulación de la energía vital, de la sangre y de los fluídos corporales.

También en el caso de niños en periodo de crecimiento,  el retraso en su desarrollo estaría vinculado a la falta de nutrientes que son proporcionados desde la corriente sanguínea.

Con la práctica del Taichi entre los autistas pretendo- repito entonces y como cierre a esta introducción-  estimular la circulación energética y sanguínea para eliminar bloqueos y restaurar la circulación y ver en cada caso, hasta donde podemos ayudar a una mejora, espero significativa, – con todo respeto y con mucha ilusión en ello-  en su salud y en todo su sistema relacional.

La percepción sensorial después de cada clase es distinta, más afinada quizás.

CONTENIDOS DE TRABAJO

Dada la diversidad del colectivo autista y dado el carácter experimental de mi propuesta, ésta es absolutamente abierta a sugerencias y particularidades.

Para los niños más pequeños – sobre todo- propongo el uso de masajes energéticos en determinados puntos del cuerpo, relacionados con esa estimulación energética y sanguínea, que van desde determinadas zonas cabeza hasta pecho y manos y pies.

Insisto, masajes energéticos específicos en determinados puntos del cuerpo con una finalidad sobre la salud concreta.

Esto de distinta maneras; enseñando a los padres y parientes a la realización de los mismos. Y también a los fisioterapeutas o asistentes sociales.

En un principio yo, Vicente Llaneza, los enseñaría el tiempo que fuera necesario, incluso en casos concretos pues podría sobre determinados niños, hacerlo yo personalmente.

En cualquier caso seguiríamos  de cerca la evolución de cada niño pensando en un cambio claro.

Esos masajes también los trasladaremos a niños más mayores, en disponibilidad de caminar e ir al colegio ya.

Y ¿cómo? Pues en forma de masajes energéticos y también de automasajes energéticos. De ahí en adelante, entonces, automasaje energético como una saludable herramienta terapéutica para todas las edades mayores.

A partir de edades en las que uno esté en disposición de hacer gimnasia y vinculado con la anterior, determinaríamos los movimientos de Taichi más adecuados.

El Taichi es como una lenta gimnasia y a la vez es un poderoso arte marcial. Esa contradicción a priori, o esa dualidad, es lo que lo engrandece y lo distingue de cualquier tipo de ejercicio aconsejable.

Por lo dicho en la primera parte del documento, con esta lenta gimnasia del Taichi, empezaríamos a diseñar específicamente las necesidades de cada uno de los estudiantes autistas, con el fin de estimular su circulación energética y sanguínea, eliminando bloqueos asociados a su enfermedad y haciendo un seguimiento cercano y puntual de cualquier mejora segura.

Hablamos también con el Taichi de un equilibrio entre los hemisferios cerebrales.

Dentro de ese espacio relacional distinto que proporciona el Taichi, a parte de la lenta gimnasia, su base marcial nos permitirá plantear luchas como juegos, correr, caer, saltar, dar patadas. Uso de “armas”. Prácticas por parejas con contacto, jugando  en grupos. Estos simulacros de lucha , a parte de ayudar a la coordinación, facilitan el refuerzo de la confianza y la seguridad a través del juego.

La gestión de la respiración en los movimientos e incluso en búsqueda de meditación o estados más de reposo será la combinación final perfecta.

 

PROPUESTA DE ACCIONES A REALIZAR

Seguimos plenamente el carácter integral y flexible del que se habla asociado al entorno autista.

Afectando a las distintas etapas de la vida, gustaría crear grupo experimental de esas distintas edades.

Con los más pequeños sobre todo masajes energéticos y aprendizaje familiar de los mismos.

De ahí hasta los que viven en residencia, pues con  acciones más de esa lenta gimnasia y de ese “luchar”.

Son acciones que afectan o se vinculan de manera integral con los distintos servicios  de educación, familia, ocio, formación- relacionado con el carácter holístico que tiene la práctica del Taichi-.

Lo ideal sería crear pequeños grupos experimentales en los que pudiéramos tener una frecuencia de al menos dos encuentros semanales de al menos 45 minutos.

Dado el carácter flexible de la propuesta, me adaptaría a necesidades incluso individuales.

Si a raíz de la propuesta experimental, la demanda del Taichi creciera contaría con un equipo de personas suficientemente formado.

“Es un hecho médicamente comprobado en lugares como California, EEUU, que ayuda a los niños autistas de 6 años de edad”.- dice un documento-

No existen vídeos en los que pueda mostrar el trabajo de Taichi asociado a autistas pero simplemente es una adaptación de lo que cualquier otro colectivo puede hacer. Por eso, en internet aparecen muchos vídeos desde los que uno puede intuir en qué consiste esta propuesta, por ahora experimental.

Una mejor manera de informar podría ser realizar una sesión informativa, también de carácter práctico.

Cierro el documento expresando mi mayor respeto por las personas y profesionales que ya se dedican a cuidados y atenciones.

Del dicho al hecho va un trecho, sobre todo para vosotros, en el que yo acompaño, aporto, me apasiono, me apeno, me frustro, me ilusiono, nos ilusionamos.

OBJETIVOS A CONSEGUIR

Una mejora clara en la sintomatología que sufre el autista. ¡Clara!

A vuestro servicio estoy. Es un camino seguro pero hay que andarlo.

Gracias

QIGONG Y AUTISMO MASAJE RAZONES

 

VICENTE JESÚS LLANEZA GARCIA, 616796003

“benefíciate, benefíciales”

 

 

 

 

 

Anuncios
Publicado en autocuración, autosanación, QIGONG & AUTISM, QIGONG Y AUTISMO, salud alternativa, salud en mis manos, taichi para niños, taichi y autismo, taichi y especiales necesidades, taichi y salud, taiji and autism, taijiandspecialneeds, Uncategorized | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

TAICHI PARA NIÑOS, pues ¿no es para todos?

¿Por qué algo que encuentras de “mayorcito” en tu vida y que lo consideras bueno y saludable, a veces hasta fundamental- como si hubiera un antes y un después- no lo acercas con prontitud a tus hijos, a los niños de tu familia, a los pequeños?

Si consideras que el Taichi es saludable para ti, recomienda o redirige a tus pequeños hacia su práctica. Pero sin esperar más.

Desde los ancianos a los niños, toda la comunidad de la vida está invitada.

Seguramente sean los niños los que mejor puedan entender esa dualidad entre arte marcial y gimnasia suave que busca la calma. Ese espacio entre lucha y quietud. Y siempre a través del juego. O sea, de tomarse las cosas “poco en serio”, sin darle mucha importancia.

Es todo un reto mantener su atención e interés interactuando entre el humor y la disciplina.

¡Tenemos que divertirnos más durante el aprendizaje!

Sobre los beneficios para la salud de la práctica del Taichi se han escrito innumerables, incluso testados por academias científicas. Sobre los beneficios para niños se ha escrito mucho pero se ve, escucha o lee menos. Me apasiona e ilusiona, por ejemplo, las posibilidades que da para los niños autistas- a vuestro servicio- pero hay mucho más que la salud detrás de la práctica del Taichi. Sería, además, hablar de SALUD CON MAYÚSCULAS.

¿Qué puede aportar a los niños esa práctica temprana del Taichi?

Saltando, y ya es mucho, todos los aspectos relacionados con el  buen desarrollo y crecimiento neuromuscular que probado es su beneficio…

El respeto a uno mismo. El respeto a los otros. ¿ cómo? Con el reconocimiento de mi espacio de práctica y con el reconocimiento del espacio del otro. Este último por trabajos en parejas y su extensión hacia lo marcial.

La parte marcial , como en Taichi entendemos, contacto, escucha, seguir, interpretar, actuar y aplicar con mínimo esfuerzo ( como las cosas de la Natura), asociado al ceder, lo que llamaban los antiguos “invertir en pérdidas” es la respuesta y la solución, por ejemplo, a una mayor autoestima o confianza en uno mismo.

A la vez éstos verbos/palabros son unos buenos principios para empoderarse en la vida. Apuestan por una menor confrontación y un mayor entendimiento.

Fortaleza para situaciones difíciles.

Favorece la asertividad.

Entrena el lenguaje no verbal.

Una mayor facilidad para expresar los sentimientos.

Es ser consciente de todo ésto, nada fácil con los parámetros de la sociedad actual, consciente de todo ésto de una manera más relajada.

Desde muy pequeñitos vamos entretejiendo el tejido de nuestra vida de mayores y el Taichi es un buen juego de “aguja y lana” para este complejo tejido.

En el descubrimiento que desde infantes vamos haciendo de nosotros mismos.

Una conciencia más relajada para la aventura de la vida es todo un regalo para ellos y la mejor tarjeta de regalo es dárselo ya, sin esperar que crezcan y que por su propia incomodidad lo busquen ellos mismos.

Nuestros queridos niños. En vez de protegerlos, les intentamos armar de principios y sentimientos asociados al Taichi: aceptación, entendimiento, respeto, cooperación, solidaridad, amor, creatividad, expresividad.

La base del Taichi es el concepto de energía, esa fuerza vital que nos mantiene vivos, de pie y que se expresa en los niños de una manera poderosa, como un torrente de vida.

Somos energía.

Sobre esa misma energía y las sensaciones que a través de la observación de los ejercicios sentimos en nuestro cuerpo seguimos profundizando en nuestro natural entendimiento.

A través de ejercicios relacionados con movimientos de animales, posturas fijas como árbol, asociando una adecuada respiración natural, seguimos profundizando en el sentimiento de la energía.

A nivel mental jugamos con tres herramientas, algunas muy de niños; la atención, la imaginación, la intención.

Y mantener la atención de los niños sólo puede ser a través de algo que les entusiasme y en Taichi , pese a lo que pueda parecer, mantenemos un buen dinamismo de práctica.

Individual, por parejas; interacciones, juegos, formas. Todo ello divertido, fácil de aprender y memorizar.

Gritaremos, respiraremos, y buscaremos espacios resumen de todo ello. Espacios de calma y tranquilidad a través de amables meditaciones.

Amables automasajes sobre puntos de estimulación energética y que ayudan a seguir conociendo ese otro cuerpo, el energético.

También de disciplina, autodisciplina, en los espacios de silencio y conocimiento de los suaves y armónicos movimientos de la forma.

Con nuestra pequeña manada de pequeños, creciendo entre nuestro Taichi, buscando su espacio en el grupo, cuál si fuera en la selva o en la jungla.

Os invito a través de vuestros pequeños a los que podéis acompañar en la práctica.

Mi intención es hacerlo extensivo a niños de distintas edades; participando desde colegios hasta cualquier tipo de asociación u organización.

Algo de práctica tengo ya en distintos colegios que lo hemos presentado y gustado pero donde no hemos dado continuidad. Era una jornada saludable o de conocimiento de otras actividades y culturas.

Me gustaría compartir mi experiencia y la copiada y contrastada de otros a los que les va muy bien con este Taichi para niños y que han sido mis maestros.

Entre ellos y sobre todos Daniel Grolle Moscovici. Tony Ulatowsky en el Reino Unido tiene un programa de taichi integrado en los colegios. Y otras que llevan el Taichi como herramienta de paz entre los niños como es el caso de Marilyn Cooper.

Cierro este post adjuntando el programa TAICHI EN LA JUNGLA, que es mi propuesta adaptada y resumen práctico de todo lo aquí expuesto.

Quedo a vuestra disposición y servicio para aventuraros con vuestros peques!

Y lo más importante. Esto es un arte, o sea, nada fácil. Lo que aquí acabo de comentar es lo que se puede ir consiguiendo a través del proceso vital acompañado del Taichi pero requiere algo muy importante en la tradición china. El GONG.

GONG, cuanto más te apliques y dediques más conseguirás. Más PERSEVERANCIA en la práctica y menos ESFUERZO.

Añado un pdf con los contenidos más detallados de lo que haremos en el curso o taller:

TAICHI PARA NIÑOS TAICHI EN LA JUNGLA

VICENTE JESÚS LLANEZA GARCÍA, 616796003

vicllaneza@gmail.com

taichi para niños1

 

Publicado en CLASES DE CHIKUNG, CLASES DE QIGONG, clases de taichi, clases de taichi en gijón, clases taichi para niños, taichi para niños, taichi y especiales necesidades, taiji, taijiquan, Uncategorized | Deja un comentario

TAICHI Y MÚSICA

TAICHI Y MÚSICA

Cuando empecé, allá por el 2009 a relacionar TAICHI Y MÚSICA, me fijé en el concepto “armonía”. “TAICHI Y MÚSICA. En busca de la misma armonía”. Hablaba de armonía como algo que suena bien. Hablaba de fluidez, continuidad, ritmo.Era con la ahora Fundación Princesa de Asturias, durante los cursos de verano de su Escuela Internacional de Música.

Revisábamos los principios básicos del TAICHI, a través del pequeño TAICHI o inicio de la forma. Como un gran músico repasa su escala básica antes de un gran concierto.

Al cerrar estos talleres cortos en estos dos últimos meses, en la semana cultural del Conservatorio Profesional de Oviedo, Encuentros de Violoncello de La Escuela de Música de Mieres y el VI Congreso Nacional de Violas, el título y argumento de la práctica ha sido “Taichi: el instrumento de la mano vacía”.

encuentros viloncello 2jornadas culturales conservatorio profesional oviedo_0001

 

Haciendo referencia a la necesidad de afinar nuestro cuerpo antes de tomar un instrumento o arma ( en el caso de un arte marcial como es el TAICHI- taichichuan-). Afinar y reafinar pues siempre, cualquier instrumento con el uso se desafina. Como la propia condición humana.

 

TAICHI EN EL CONSERVATORIO

Y entre medias pues ya han pasado unos años ¡7 años!- y muchos más ya desde que empecé con Nacho Moriyón– en los que he ido ahondando en esta gratificante experiencia de poner dos mundos paralelos y ¡complementarios! en contacto.

Durante dos cursos académicos he participado en la formación para profesores- CPR- en el Conservatorio Profesional de Música y Danza de Gijón.

TAICHI es, entre otras cosas, “atención“. Y eso es algo que no deja de sorprenderme. La enorme atención que ponían en las clases tanto los alumnos como sus profesores. Se ve que la atención también es algo que se desarrolla y amplifica durante la formación musical.

Siempre he entrado con mucho respeto en estas Instituciones pues algunas de las pautas repasadas se pueden intentar comprobar en la práctica instrumental, y para nada quiero interferir o contradecir las observaciones y detalles que los profesores transmiten a sus alumnos.

Lejos de ello, todo lo contrario. Muchos profesores dicen que es hablar de lo mismo pero de otra manera, que es una información entonces muy complementaria.

Inicio las sesiones con un homenaje a los participantes y profesores. Muchos desde muy pequeños ya sabían lo que les gustaba e incluso en que querían trabajar. Mientras nosotros sus amigos no pensábamos para nada en un futuro laboral, jugábamos o de más mayores nos íbamos de una fiesta a otra, Tere, Viki, Javi, ELena, Luis, Patri, María José, Paco, Bea, Noel… y tantos, se quedaban en casa estudiando.

Lo primero es lo que yo llamo la pirámide postural, incluso me llevo mi pequeña pirámide de azul lapislazuli: Hablo de la “pirámide invertida” desde la que nos movemos e interpretamos y el intento y la fuerza de darle la vuelta flexionando las rodillas y coronando la estructura con la cabeza, asunto nada fácil

piramide postural

 

Como arte que también es el TAICHI, como la MÚSICA requieren de mucho GONG que yo resumo en “perseverancia en la práctica” que acaba dando su fruto.

Entre los músicos se habla de TECNOPATÍAS DEL MÚSICO, osea, de sus lesiones. No hay músico que no tenga su fisio, masajista u osteópata favorito, o su plan de gimnasio.

El TAICHI es, y lo comprobamos, una buena terapia en este sentido, pues disminuye o evita lesiones. Un concepto importante para mi del TAICHI , o que intento hacer mío, ya no sé de quién es, “el esfuerzo mínimo necesario”. A la hora de tocar un instrumento, ¿cuánto esfuerzo postural forzado nos sobra? A dónde nos lleva tanta propuesta técnica en manos, dedos, brazos… ¿ y el resto del cuerpo? ¿ debería un buen músico estar desparramado en su silla mientras interpreta viendo pasar sus brazos?

Es el concepto entonces de tocar como un TODO. En TAICHI la fuerza de la TIERRA, bien alineados y enraizados se acaba expresando a través de manos, dedos..

En el centro de la mano (laogong) está el “corazón que siente” en terminología china. Con esa atención al centro de la mano como centro de una rueda de siete radios… podemos sentir más nuestra interpretación. Con la cabeza sobre los hombros y así el espíritu elevado (shen). Es un sentimiento la MUSICA y la práctica del TAICHI.

El concepto de SONG, de relajar, también tiene un buen maridaje en este encuentro. EL peso relajado que llega a las manos y a los dedos facilita un sonido poderoso, quizás de difícil y esforzado trabajo de otra manera.

En TAICHI completamos nuestro maletín de herramientas básicas con la INTENCIÓN y la IMAGINACIÓN sentidas.

La INTENCIÓN nos da mayor amplitud,;la fuerza mental lleva más allá lo que en el plano físico ya se ha detenido. Es entonces el momento del trabajo energético.

Y donde no llego pues me IMAGINO. Los chinos en sus ejercicios de CHIKUNG imaginan que separan montañas. Y os garantizo que llena mucho más sus suaves movimientos. Imaginación sentida.

Así podemos en TAICHI o en la MÚSICA usar nuestros instrumentos con la idea de “abrir y estirar a la vez que relajamos”.

En esto estamos entonces. En este encuentro de mundos complementarios. TAICHI y MÚSICA.

Quiero continuar esta gratificante experiencia entre profesores y alumnos. En escuelas de música, conservatorios, orquestas, cursos de verano.

La experiencia es amena, profesional, divertida, sorprendente, incluye juegos y trabajos por parejas. Y si se extiende en el tiempo practicamos sobre los propios instrumentos

En el Conservatorio de Gijón me decían que ojalá existiera un aula permanente…

A vuestra disposición para seguir avanzando en este mágico afinar, que es el de la propia vida de uno.

¡ y que la vida te suene lo mejor posible!

VICENTE JESUS LLANEZA GARCIA

“benefíciate, benefíciales”

616796003, vicllaneza@gmail.com

 

Publicado en Uncategorized | 1 Comentario

MAESTROS DE VIDA: TAICHI EN RESIDENCIAS DE ANCIANOS

MAESTROS DE VIDA: TAICHI EN RESIDENCIAS DE ANCIANOS

Acabo de llegar y pese a que sólo voy una hora a la semana, allí está él, esperándome a la entrada. Es Don Vito, un síndrome de down para el que la vida le destinó acompañar a su madre en sus últimos tiempos en la residencia de ancianos. Seguramente Vito entienda la muerte mejor que muchos de nosotros, ¿ por falta de conciencia? No sé.

Recojo la mochila con mis “bártulos”, el equipo de música y allá voy. Me esperan Merche, que apenas me ve, Gloria con un importante retraso en lo físico y en lo mental, Don Antonio, el más grande del lugar, Felipa con su feroz parkinson…

Otros muchos me han acompañado ya, en su mayoría mujeres. Sólo Roselía se mantiene de todas en la vida aunque ahora con escaso brillo.

Acabo de entrar en el “comedorín” destino casi final para los ancianos de más alta discapacidad y lugar del que otros muchos residentes prefieren alejarse.

Con más que notable independencia y ánimo, Blanca acaba de celebrar y compartir su 103 cumpleaños. Todo el personal de la residencia recibe su botella de Rioja y hay caramelos para los más de 100 residentes.

Desde que conocí a Cándida, mucho tiempo ya pasó- la relatividad del tiempo-. EL mismo día conocí a Carmen que arrebatadoramente pretendía, entre insultos, pegarme. También fue la primera vez que con miedo e impotencia vi levantar en grúa a alguien para ser trasladado, por ejemplo, al baño.

Tras una larga hora, ese primer día, salí tembloroso y descompuesto de la sala. Yo, que iba a dar bienestar, ¡ja!

Y así se han ido sumando ya unos años, bastantes, rodeado de efímeros MAESTROS DE LA VIDA. Y no ya por el hecho de ser mayores, allá cada uno y su entendimiento.

Unos años atrás- antes de ello- conocí a LINDA CHASE, in memoriam linda chase, que nos presentaba en Lalita, en un festival de taichí, su experiencia con personas mayores y otras personas con especiales necesidades. No sabía que años después me influiría tanto. Gracias a Linda donde esté.

LINDA CHASE

 

Y ¿ qué llevo entre mis bártulos para esa ahora agradable y gratificante hora?

Mi herramienta principal de práctica del no sé si bien llamado Taichi, pero al menos sí bien adaptado a sus necesidades, digo, que mi herramienta principal son unos palos circulares segmentados de una pieza más larga, lijados y preparados con un determinado ancho…

Practicamos casi todos sentados, a la fuerza claro, y ciertos movimientos de distintos chikung, qigong y movimientos de formas de taichí los he adaptado al uso entre manos de los citados palos.

Al tener un algo – los palos- entre manos tienen mucha más posibilidad de entender el ejercicio.

Música y acción.

Movilizamos los palos en distintas direcciones e intenciones: trabajamos las articulaciones así de dedos, muñecas, codos, hombros, cuello, pecho; nos automasajeamos percutiendo amablemente sobre cada uno.

El único que no se sienta soy yo que me voy moviendo por la sala, acercándome a uno y otro para facilitar el seguimiento del ejercicio.

Muchos de los que están en la sala están a su aire, no me siguen o viven en realidades ya pasadas para ellos.

Otros, aunque tienen los palos entre manos, no me siguen, incluso chupan o muerden los mismos.

Otros más aprenden una rutina de movimiento que repiten continuamente durante la hora, sin atender a otros ejercicios. Da la sensación de que podrían estar así el resto de sus vidas.

Vidas largas y  “experienciadas”, sobre las que uno toma ejemplo y reflexiona en muchos casos.

“Que sea un momento especial y alegre para ellos”, comentaba Linda Chase. Y así procuro que sea. La botella de agua que Gloría me acerca se “convierte” en una mezcla de anís que cada vez que bebo se convierte en el elixir de un borracho, yo, que se mueve danzando por la sala, entre las risas de mis acompañantes.

Técnicamente, el trabajo, el ejercicio planteado está secuenciado y creo que es muy completo.

He ido evolucionando en el diseño de los ejercicios, incluso nos giramos en la silla y llegamos a balancearnos y desarmar la espalda.

Desde el punto de vista energético-  el movimiento en la parte alta del cuerpo- suave, continuo, limitado por las capacidades, se contagia al resto del cuerpo, piernas, pies, en muchos casos ya en desuso.

Presionamos sobre el laogong -P8-, en el centro de la palma de la mano; armonizamos así corazón.

Nos intentamos sentar estirados (aliviando la espalda y abriendo la estructura del canal central), con los pies en el suelo (mejoramos nuestra relación con la tierra). Dedos de la mano, abiertos… ( el final o inicio de muchos meridianos)-

VER VÍDEO

 

El Taichi me ha descubierto además que el ejercicio no debe enfrentarse a las limitaciones físicas de cada uno, sino acompañarlas y sentirlas, imaginándose un “ir más allá” de esa limitación. IMAGINARSE entonces es la puerta a una rehabilitación. En el trabajo con ancianos, cuanto menos, que pueda aliviar sus dolores, a veces, de altísima inconveniencia para ellos y para quienes les acompañan en las salas o dormitorios.

Investigadores han comprobado sobre cuerpos de ancianos anestesiados que podían hacer todos las manipulaciones y movimientos que animaban sobre su desconectado cuerpo. Esto me lleva a ilusionarme con el enorme potencial de rehabilitación que el Taichi y afines aporta. ¿cuestión de mente? La INTENCIÓN se convierte así en un exquisito recurso.

Cuando es verano sustituyo parte del ejercicio con palos por abanicos. Aliviamos los calores. Cuando es otoño invierno buscamos algún “truco” para la salud, catarros peligrosos, resfriados.

Incluso simulamos el gesto de caminar en la silla presionando sobre pelotas de goma; de los chinos de ahora!

Y cuando salgo de una y me voy a otra pues me encuentro más “maestros de vida”.

Gudelia devorando libros, José Luis a Marcial Lafuente Estefania y sus novelas. Incluso, estando en Gijón pues algunas siguen la lectura de Corín Tellado. Otra maestra de vida, que ha dejado legado-

A todos les han tocado tiempos de postguerra, de limitaciones en todos los sentidos. Y muchas, casi lo pongo en femenino porque son mayoría- han hecho de su lucha un arte. Y el Taichi es eso, un arte de lucha.

No es para nada el Taichi con ancianos un pasatiempos. Nadie lo entiende así. Ni la dirección de la residencia, ni los practicantes, mucho menos yo.

Intento adaptar las sabias prácticas del Taichi y exigo amorosamente durante toda la hora en la que no paramos de ejercitarnos, de tú a tú. Sin un tratar como a niños, para nada. Amor y afecto es lo que cada vez les hace más falta. Y gracias a ellos, es lo que más aprendo. Aunque hay de todo en esas vidas ya con cercana fecha de caducidad.

También las familias celebran que sus ancianos practiquen este taichí a su medida. Es muy bien recibido y cara a las residencias de ancianos, pues supone una oferta distinta. Por ello también he sido muy bien recibido y soy valorado por las mismas.

Algo muy importante es respetar los ritmos de esos pequeños mundos que son las residencias de ancianos, donde todo está muy medido y marcado por turnos.

Así muchas veces al marchar de algún lugar me cruzo con unos deliciosamente olorosos menús, previamente han llevado al baño a todos…

El respeto y admiración para muchos vocacionales empleados que también me enseñan a conjugar el verbo “humanizar” y la actitud y aptitud de “respeto”.

Mucho amor para todos los ya mucho MAESTROS DE VIDA que me he ido encontrando y para los que lo físico cada vez tenía menos importancia.

No es la edad, sino la forma de vivenciarla.

Una muy agradable mujer, Argentina, me decía en víspera, “he perdido la ilusión”. Hasta la fecha había sido muy vital. Era tan sabia que sabía que su permanencia física tocaba fin.

Muchas personas, vidas distintas, condiciones distintas.

Desde Ana, a quien le he dado uno de los palos para que practique a diario, y a conciencia, que lo hace y mucho, hasta otras personas que hacen de la queja una actitud. Quizás también desde su juventud, con todo derecho, hayan desarrollado esta poco práctica forma de entender la vida.

Regina que deaumbula angustiada por la residencia por todo el dolor de su vida, pero que también, no falta a la práctica.

O Manuela, que desde que a Rafa se lo llevó un alzheimer, yo la veo que vive más tranquila y feliz, más para ella misma. No falla nunca. Su ilusión, colgar la ropa de la percha en el armario sin que le duela el hombro. Seguimos intentándolo.

Jose Luis, que cierra sus novelas vaqueras de Marcial Lafuente Estefanía para mover. Hay que moverse…

Gudelia, que coquetea con Corín Tellado y que prefiere estar en la residencia que dar instrucciones a alguien en casa sobre como quiere que le hagan las cosas. Todo ello con un gesto amable y sonriente, elegante, escondido tras una enorme sordera.

Gracias a Linda Chase por su forma de sonreír y de enseñar, hasta hacer poesía y que, aunque sea de manera inconsciente, me enseñan a sonreír tanto o más que muchos de los ancianos que me acompañan en la práctica y que semanalmente me dan la bienvenida a sus casas.

Gracias a Enia, Isabel, Salvi, Marta, Angel y otros por apostar por el Taichi para mayores. Estoy seguro que además fortalece la oferta a posibles nuevos usuarios. Como mínimo es hasta comercialmente interesante invertir en la práctica del Taichi en las residencias de ancianos.

Me decía estos días Nacho moriyon, mi iniciador y “acompañador” principal en esto del Taichi, “escribe, cuenta algo sobre ello, no sólo de lo que hacen los demás, de lo que tú haces”. Así que aprovecho para reiniciar mi amado y abandonado, pero siempre bien recibido, como a veces pasa con los buenos amigos, BLOG.

EL Taichi es tan moldeable que se adapta a todas las necesidades y a las distintas realidades o irrealidades. Y en ese empeño investigador estoy yo. TAICHI Y NECESIDADES ESPECÍFICAS

Al terminar, procuro tener algo de tiempo para un paseo con Felipa y Vito

IMG_20151204_121803

 

o para estar no haciendo o meditando en alguno de mis rincones favoritos.

 

A su disposición,

VICENTE LLANEZA, 616796003, vicllaneza@gmail.com

vicente j llaneza

“benefíciate, benefíciales”

 

Publicado en CLASES DE CHIKUNG, CLASES DE QIGONG, clases de taichi, envejecer sano, taichi en residencias de ancianos, taichi y especiales necesidades, taichi y salud, Uncategorized | Etiquetado , , , | 1 Comentario

CLASES DE TAICHI y QIGONG EN GIJÓN POR VICENTE LLANEZA

CLASES DE TAICHI Y QIGONG EN GIJÓN POR VICENTE LLANEZA

Este es el programa abierto de clases de Taichi, taiji y Qigong, chikung que imparto o pretendo en Gijón de manera regular.

Os espero sentado:

vicente jesus llaneza, taichi gijon, taiji gijón, qigong, chikung, taijiwuxigong

vicente jesus llaneza, taichi gijon, taiji gijón, qigong, chikung, taijiwuxigong

 

Asimismo ofrezco talleres puntuales para NIÑOS – programa taichi en la jungla- ,

clases para GENTES CON NECESIDADES ESPECÍFICAS como colectivo o privadas.

Investigo e imparto el TAICHI y la MÚSICA.

Investigo e imparto el TAICHI y la EMPRESA, por el lado de ECONOMISTA que me toca.

Os recuerdo que en una oferta tan amplia y variada de actividades alternativas para la salud, el bienestar o como queráis llamarlo, en mi opinión, las más sútiles son las que más sorpresas positivas esconden. Las propuestas más físicas pues sí son más afines, quizás divertidas y entretenidas. Son estupendas pero sin sorpresas.

También en esta oferta variada y amplia los que marcan la diferencia son los profesores. La misma actividad, impartida por un profesor u otro, al menos en las actividades sutiles pues la convierte en algo vulgar o algo mágico.

Elegir bien, y no lo digo por mi que soy bien crítico conmigo mismo. Pero bueno, esto no da para más.

A vuestra disposición más directa por móvil 616796003 o mail, vicllaneza@gmail.com

Y espabilar este 2015, que sea un pleno al 15, pero hay que echar ya la quiniela

 

Danza acoge al Taichi. Clases Taichi en Gijón. DIcen que un buen practicante de Taichi

Danza acoge al Taichi. Clases Taichi en Gijón. DIcen que un buen practicante de Taichi debe ser un buen bailarín, VEREMOS

TAICHI CENTRO ARENAS GIJÓN VICENTE LLANEZA

TAIJIWUXIGONG ENTRENAMIENTO GIJÓN

Publicado en CLASES DE CHIKUNG, CLASES DE QIGONG, clases de taichi, clases de taichi en gijón, clases taichi para niños, qigong, taichi, taichi para niños, taichi y salud, taiji, taijiquan, taijiwuxigong | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

CLASES DE TAICHI PARA VAGOS Y LISTOS EN GIJON

Hoy volvía del cole con Bruno y me encuentro a Alejandro, hombre muy metido en las lides del “ayudar al personal”. Tiene un centro reconocido en Gijón, de masajes, da cursos y conferencias… bueno se llama Oceánico.

Le pregunto que tal van las cosas. El me habla de que piensa que hay mucha gente practicando TAICHI.

” No te creas. El Taichi es tan fuera de lo habitual que la gente se extraña”.

“La gente prefiere prácticas más habituales, relacionadas con el esfuerzo, el sacrificio, tensar más, más, correr más… maximizar como las empresas”

” O sea cosas habituales para ellos. Quizás Pilates y similares como máximo, que no les lleven muy fuera de lo habitual”

” El Taichi propone como uno de sus principios hacer las cosas con el esfuerzo mínimo necesario. Imagínate que locura en este mundo tan alentado por la competencia, el esfuerzo, el sacrificio. Parece casi un acto de sacrilegio en nuestra aún cultura cristiana”

Pues me dice, “llámale TAICHI PARA VAGOS Y VALIENTES.”

Haber que resulta de éstas. Y así hago entonces Alejandro:

CLASES DE TAICHI PARA VAGOS Y VALIENTES.

Y cada uno que lo entienda como quiera.

¿ Dónde?

Aunque habrá varias opciones en GIJÓN, ahora mismo en el centro de fisioterapia Arenas

MARTES Y JUEVES, entre las 19 y 20 horas.

Imparte pues yo, VICENTE J LLANEZA, 616796003 en el duro proceso de ser vago y valiente

vicente j llaneza

Publicado en CLASES DE CHIKUNG, CLASES DE QIGONG, clases de taichi, clases de taichi en gijón, qigong | Etiquetado , , , , , , , | 1 Comentario

TAICHI EN EL CONSERVATORIO: MI EXPERIENCIA EN ELLO

Cuanto más esfuerzo innecesario, tanto a corto plazo -la calidad del sonido- como a largo plazo – los posibles problemas físicos-, menos satisfacción consciente o inconsciente con nuestra manera de hacer, en este caso, de interpretar, de tocar.

¿ Y qué me dicen de la formación multidisciplinar, esencial hoy en día en cualquier ámbito?

Y qué mejor si el colectivo al que va dirigido tiene una especial sensibilidad hacia la ESCUCHA, principio básico de un arte marcial como el TAICHI.

Y qué mejor si el colectivo al que va dirigido inicia esa escucha desde el CONTACTO con su instrumento. CONTACTO también base de un arte marcial como el TAICHI, desde el APEGARSE con el otro o con el instrumento, que en este caso sería un arma, una espada, un palo, un abanico…

Y de la INTERPRETACIÓN que en TAICHI y en MÚSICA CLÁSICA son la EXPRESIÓN FINAL y resultado de toda la práctica y entrenamiento.

De mi experiencia en estos últimos años tanto con alumnos- en el Conservatorio de Oviedo, en los cursos de verano de la Fundación Príncipe de Asturias– como con profesores, en estos dos últimos cursos en el Conservatorio de Gijón, sólo puedo concluir una cosa:

Taichi y Música Clásica tienen un largo camino por recorrer.

Ambos son un ARTE, con un lenguaje o escala base a aprender. No es tarea fácil. En el TAICHI, desde la PERSEVERANCIA. En el CONSERVATORIO, así debería ser.

Con una diferencia importante: La interpretación del TAICHI es muy personal, muy para uno mismo. La interpretación MUSICAL, más allá de uno mismo, emociona a un auditorio entero.

Seguramente se hubieran ganado muchas más contiendas y batallas a través de la MÚSICA que del TAICHI. Desde la EMOCIÓN y el SENTIMIENTO.

A vuestra disposición quedo para iniciar o profundizar el ENTRENAMIENTO DE TAICHI en un COLECTIVO MUY ESPECIAL, los músicos y su aprendizaje e interpretación,

Os dejo un link con una pestaña de este mismo blog en la que recojo los contenidos del curso recién terminado en el CONSERVATORIO PROFESIONAL DE MUSICA Y DANZA DE GIJÓN 

https://taichiysalud.wordpress.com/taichi-en-el-conservatorio/

TAICHI EN EL CONSERVATORIO

TAICHI EN EL CONSERVATORIO

VICENTE LLANEZA

 

 

 

 

Publicado en clases de taichi, clases de taichi en gijón, taichi en el conservatorio, taichi y música clásica, taichi y salud | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario