TAICHI EN LA ONCE, FLAMANTE PREMIO PRINCIPE ASTURIAS DE LA CONCORDIA

Gracias a la ONCE no hay pobres ciegos en las calles españolas. No hay duda de la gran acción social que desde su constitución y con mejores y peores momentos, la ONCE lleva a cabo.

En mi modesta opinión, un justo merecedor de los Premios Príncipe.

once, taichi para ciegos

once, taichi para ciegos

Aprovechando el evento intento inspirarme para crear un post sobre mi práctica y aprendizaje de TAICHI en la ONCE. Y digo aprendizaje pese a ser el profesor, pues no sé quien aprenderá más de quien ¡Nada nuevo!, pasa en muchas áreas de la vida.

Cuando empecé a dar clases de TAICHI en la ONCE, entrenar con ciegos y personas de incapacidad visual, no era algo nuevo para mí. Y por eso me ilusioné y atreví a ello. Durante varios años anteriores había venido jugando con el equipo de fútbol sala de la ONCE de portero. Esto me permitió aprender a relacionarme con ellos, a dirigirme a ellos, a compartir sus tiempos: entrenando, compitiendo, viajando, comiendo, durmiendo, saliendo de fiesta.

Normalicé mi relación con un grupo de discapacitados. Algo que nos haría falta a muchos que no sabemos relacionarnos o lo hacemos con pena o como si fueran bobos.

En este tiempo descubrí lo que es para un ciego confiar en su grupo. La CONFIANZA. Ver a un grupo de ciegos serpentear en fila por un comedor  mano, hombro, uno tras otro, detrás del guía y sin ningún problema, hablando, bromeando, sonriendo. Compartiendo entonces múltiples ATENCIONES de ese “cuerpo único” que era la suma de todos. Esto sí que es EQUIPO, de verdad. Sabes, como mínimo cuestión de supervivencia y pertenencia a un grupo.

La IMPORTANCIA de pertenecer a un GRUPO y lo que aporta: cuando uno de ellos se soltaba de esa ágil cadena humana quedaba totalmente perdido. Se paraba tranquilamente y esperaba “su rescate” sin mayor problema. ¿PACIENCIA? ¿ACEPTACIÓN?

Las posturas en TAICHI, al menos en inicio o entremedias de nuestros hábitos, son de “estar echado para atrás, partiendo el eje columna”. Seguramente “suma de miedos inconscientes”. Si alguien nos propone el siguiente juego, aún nos echamos más hacia atrás y entorpecemos nuestro caminar frenando a cada paso: El juego consiste en “cerrar los ojos” durante unos segundos, minutos y dejarse llevar por otro.

¿Sabéis cuál es uno de nuestros mayores miedos? ¿Sabéis cuál es el último de nuestros sentidos que querríamos perder? MIEDO a la OSCURIDAD. La vista. ¿Os imagináis un día a oscuras?

Además de ser una muestra práctica y sentida de CONFIANZA en el brazo del otro.

Y la capacidad de ADAPTACIÓN y ACEPTACIÓN. Durante la progresión en muchos casos de la enfermedad que les lleva a la ceguera o a la alta incapacidad visual, demuestran una enorme capacidad para ir adaptándose al entorno entendiendo su independencia de una manera exquisita. Un auténtico yin/ yang.

Dicen los que estudian la evolución sobre la faz de la Tierra que los que han sobrevivido no son los más fuertes, sino los que mejor se han sabido adaptar. Incluso en el uso de las nuevas tecnologías van empujando fuerte pues les dan más independencia.

CONCIENCIA CORPORAL y ESCUCHA superior a la media de los mortales como también herramienta de adaptación al medio. A través de sus plantas de los pies, tan importantes en nuestro TAICHI, reciben toda la información del suelo por el que pisan, de una manera extraordinariamente sutil. Identifican como habitual o no el camino que hacen con una enorme SENSITIVIDAD o SENSIBILIDAD.

Aún así, con el TAICHI descubren y optimizan todas estas cualidades.

El TAICHI es una suma de ATENCIONES que en un ciego o discapacitado visual suma y suma referencias para saber en cada momento donde están dentro de espacio habituales enormemente amplios como pueden ser los de una pequeña ciudad como Oviedo o Gijón.

ANTICIPAN: Vas caminando con ellos y te anticipan detalles en los que a pesar de caminar por el lugar muchas veces, nunca uno presta suficiente atención como puede ser un badén, una acera en mal estado, un suelo excesivamente pendiente o deslizante, un bordillo desproporcionado, “esa papelera”. Que importante es no dejar cosas atravesadas en sus recorridos o nuestros coches pisando los pasos de cebra. ¿ Solidaridad? ¿Como mínimo!

Otra herramienta del TAICHI es la IMAGINACIÓN: imaginarse para SENTIR.

Un ciego que haya nacido viendo, te habla de la belleza expresada visualmente y de la combinación de los colores  desde un recuerdo sentidamente vivido. Es capaz de pintar cuadros, hacer bisutería o cinturones o ropas con un gusto exquisito. Y con una expresión del trabajo bien hecho sorprendente. Hasta de lo luminoso y soleado que está el día.

Van a un viaje y vuelven hablándote de la belleza del lugar y del detalle de las visitas realizadas.

Cuando vamos cumpliendo años nos apuntamos a “talleres de memoria”. En un taller permanente de MEMORIA están los ciegos y similares. La agenda es la cabeza. No apuntan, ni un móvil. No se quejan de que pierden memoria porque si se quejan no pueden memorizar lo que atienden.

Se desplazan por los lugares con soltura y desparpajo a la vez contando los pasos hasta llegar al destino o los peldaños hasta el descansillo de la escalera.

No sé, igual alguien lo sabe y me lo puede decir, el grado de demencias que presenta este colectivo de “taller de memoria permanente”.

En TAICHI sabemos lo difícil que es el uso de ARMAS. Primero hay que dominar la técnica con la “mano vacía” antes de empuñar un arma. Pues nuestros ciegos podrían ser grandes espadas o lanceros o … Tienen a su bastón como una extensión de su cuerpo. Perfecta.

Por eso, como estudiantes de TAICHI pues prestan una atención exquisita.

Tienen una ORIENTACIÓN exquisita, pues la vista no les confunde. Si repetimos la forma como un “pequeño taichí” en distintas direcciones, los videntes a veces nos desorientamos. Ellos no.

En la tradición china se habla de los sentidos como “LADRONES DE LA ATENCIÓN”. Incluso en algunas de sus estatuas de buda lo acompañan como niños revoltosos. Nuestros ciegos ONCE, que son en España todos (todo un privilegio) no sufren de este pequeño ladronzuelo de ATENCIÓN. Ello ayuda aún más a la exquisitez de su atención.

En la Medicina Tradicional China se vincula el OJO al HÍGADO. Sería un hígado fuerte el que afectaría o dañaría el ojo y, por tanto, la VISIÓN. Y un hígado fuerte, poderoso está asociado a persona con CARÁCTER, con empuje. Pero también con IRA o RABIA o RESENTIMIENTO. Y aquí no sé o soy más diplomático quizás. SÍ es verdad que el grupo de entrenamiento son gente que “tira para adelante” más que la media de los mundanos y que en muchos casos se nota o presume el carácter fuerte, a veces incluso contenido. Vuelve a ser un yin/ yang para lo bueno y lo malo.

Hablando de la realidad clínica que esto supone, el profesor Irigoyen decía no hay mayor ciego que el que no quiere ver esta realidad”, refiriéndose a los oculistas. Pero bueno, este es otro asunto.

En definitiva, he repasado todos las herramientas que deben acompañar a una adecuada práctica de TAICHI y el grupo de entrenamiento con el que practico pues tiene muchas o todas ellas: Atención, imaginación, escucha, capacidad de adaptación, aceptación, paciencia y perseverancia, sensibilidad, memoria…

Piluca, casi artesana desde su jubilación; Tere, Bego, Pilar, María Jesús, Meri nuestra artísta pintora, actriz, escritora… Carmen, nuestras “ángelas de la guardia” Inés y María. Y otras muchas que han pasado. Y otras que se están iniciando. ¿Por qué siempre serán mujeres?

¿ Quién aprende de quién entonces? Me preguntaba al principio del post.

Y lo cierro con un texto bello, o sea, que no es mío:

“ El paralítico que todos (pre)decían que sería desdichado sostiene la moral de quienes se relacionan con él, mientras que la élite intelectual, destinada a hacer una esplendida carrera, se hunde en un malestar inconmensurable. Sin embargo “lo tiene todo para ser feliz”. El enunciado raya en la necedad. ¿ Acaso la felicidad se hace como un bollo? Una pizca de salud, dos cucharadas de… (Alexander Jollien en el libro “En defensa de la felicidad” de Mathieu Ricard).

Y lo cierro con un vídeo delicioso: la experiencia de un ciego con el taichi que descargué de alguno de los buenos grupos de taichi en facebook, gracias

VICENTE LLANEZA, a tu disposición

TAICHI IN THE DARK

Anuncios
Esta entrada fue publicada en clases de taichi, taiji, vídeo y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s