TAICHI Y AUTISMO. ¿pues no es para todos?

En mi empeño por acercar el Taichi a personas con especiales necesidades ( entre para bien y para mal) me he empeñado en no sólo acercar el Taichi a los niños,sino que ahora especialmente me dirijo a los NIÑOS AUTISTAS. Niños y todos aquellos en fase de crecimiento y desarrollo, o sea, a cualquier persona de cualquier edad con el trastorno autista.

Hace escasas fechas junté lo que llevo ya practicando muchos años de Taichi y Qigong con una investigación sobre lo que otros muchos vienen haciendo desde hace muchos años en beneficio de este colectivo AUTISTA.

Casi toda la información con la que he trabajado sumada a mi experiencia, viene de Estados Unidos, o sea, lugares donde uno se debe buscar más la vida en asuntos sociales que aquí en España.

No obstante pese a las asociaciones que trabajan estupendamente, ADANSI es todo un referente nacional, las familias tienen que dedicar muchos recursos económicos y de tiempo al estímulo de sus “pequeños trastornados” ( lo digo con todo el cariño y jugando con palabros que no me gustan y que se usan para etiquetar a unos y otros, TEA).

Lo que he observado, y esto me provoca una enorme ilusión, es que podemos llegar a conseguir resultados curativos y entienda cada uno el significado de este término como mejor le parezca.

En el presente artículo o post presento los resultados de esa búsqueda o investigación y la motivación que pueda llevar a que algún padre o responsable de niños autistas se anime, a través de mi, a buscar en la experiencia TAICHI Y AUTISMO una solución curativa.

Y digo que es una ilusión de que así sea. E ilusionar a una familia es muy duro si luego le sigue una desilusión. Pese al carácter experimental de mi propuesta a continuación, sé que conseguiremos una mejora clara. ¿ hasta cuánto? Es lo que no sé.

Así que, ¡por favor! animaros. Merecerá la pena seguro.

DIFERENT TOUCH

Y de seguida adjunto los resultados y memoria del trabajo que expongo y quiero llevar a cabo con alguna familia o grupos de familias afectadas por Autismo:

“INTRODUCCIÓN

Tratar con niños/ personas con autismo/ asperger (desde ahora autismo) está vinculado a un sistema relacional diferente a lo que mal llamamos “normalidad”.

Con todo el respeto a las personas que tenéis hijos o cercanos con autismo, que sí sabéis bien lo que es el caso particular de cada uno de ellos. Lo que aquí escribo entonces, en lo relacionado con la enfermedad puede no estar suficientemente fundamentado, de ahí mis disculpas por anticipado.

Algo que también se aleja de esa “normalidad” es la práctica de Taichi y qigong (chikung) y más aún cuando se hace vinculado a la salud.

El taichí y el qigong ( desde ahora taichí) es uno de los brazos que la Medicina Tradicional China (MTC) tiene como estrategia curativa.

Es por ello un sistema de tratamiento de la salud. De manera específica se puede dirigir a un tipo de dolencia concreta. Y esta es la intención que ya he iniciado y plasmo en este documento.

Vincular el Taichi y el autismo buscando la mejora y bienestar del autista y de su entorno más cercano.

Dentro de ese entorno de no “normalidad” en el que nos movemos, el Taichi está muy vinculado al concepto de “energía vital”. Todo lo vivo en el Universo está  generado y está influído por campos de vibración, campos electromagnéticos que emiten una vibración medible además.

Sobre estos campos, los de cada uno de nosotros, es sobre lo que influye la práctica del Taichi.

En resumen y a nivel corporal, podemos hablar-  además y centrarnos en ello para una mayor “normalidad” – de que la circulación sanguínea y de otros fluídos corporales está íntimamente relacionada con la energía. Así podemos hablar, en este documento al menos, de sangre y energía de manera similar, con lo anteriormente mencionado.

La enfermedad según la MTC está vinculada a bloqueos de energía ( por tanto también por problemas de circulación sanguínea). Lo que pretendemos con la práctica del Taichi entonces es mejorar el sistema circulatorio sanguíneo que riega el cerebro – relacionado con el Sistema Nervioso Central, la mente-, que riega el corazón- relacionado con la agitación cardiaca y la mente- , que riega el sistema digestivo también relacionado con la mente, podemos hablar de las rabietas, la agresividad, las estructuras mentales fijas, patrones de conducta repetitivos…

… que alcanza nuestras manos y pies- relacionado con nuestro sistema sensorial, entre otros con el tacto y nuestra aversión al contacto, en este caso, y además, con las autolesiones y la sensibilidad a ellas.

Es entonces que todo nuestro sistema relacional, con nuestro modo de entendernos y entendernos con los otros, está influenciado por  esa saludable circulación de la energía vital, de la sangre y de los fluídos corporales.

También en el caso de niños en periodo de crecimiento,  el retraso en su desarrollo estaría vinculado a la falta de nutrientes que son proporcionados desde la corriente sanguínea.

Con la práctica del Taichi entre los autistas pretendo- repito entonces y como cierre a esta introducción-  estimular la circulación energética y sanguínea para eliminar bloqueos y restaurar la circulación y ver en cada caso, hasta donde podemos ayudar a una mejora, espero significativa, – con todo respeto y con mucha ilusión en ello-  en su salud y en todo su sistema relacional.

La percepción sensorial después de cada clase es distinta, más afinada quizás.

CONTENIDOS DE TRABAJO

Dada la diversidad del colectivo autista y dado el carácter experimental de mi propuesta, ésta es absolutamente abierta a sugerencias y particularidades.

Para los niños más pequeños – sobre todo- propongo el uso de masajes energéticos en determinados puntos del cuerpo, relacionados con esa estimulación energética y sanguínea, que van desde determinadas zonas cabeza hasta pecho y manos y pies.

Insisto, masajes energéticos específicos en determinados puntos del cuerpo con una finalidad sobre la salud concreta.

Esto de distinta maneras; enseñando a los padres y parientes a la realización de los mismos. Y también a los fisioterapeutas o asistentes sociales.

En un principio yo, Vicente Llaneza, los enseñaría el tiempo que fuera necesario, incluso en casos concretos pues podría sobre determinados niños, hacerlo yo personalmente.

En cualquier caso seguiríamos  de cerca la evolución de cada niño pensando en un cambio claro.

Esos masajes también los trasladaremos a niños más mayores, en disponibilidad de caminar e ir al colegio ya.

Y ¿cómo? Pues en forma de masajes energéticos y también de automasajes energéticos. De ahí en adelante, entonces, automasaje energético como una saludable herramienta terapéutica para todas las edades mayores.

A partir de edades en las que uno esté en disposición de hacer gimnasia y vinculado con la anterior, determinaríamos los movimientos de Taichi más adecuados.

El Taichi es como una lenta gimnasia y a la vez es un poderoso arte marcial. Esa contradicción a priori, o esa dualidad, es lo que lo engrandece y lo distingue de cualquier tipo de ejercicio aconsejable.

Por lo dicho en la primera parte del documento, con esta lenta gimnasia del Taichi, empezaríamos a diseñar específicamente las necesidades de cada uno de los estudiantes autistas, con el fin de estimular su circulación energética y sanguínea, eliminando bloqueos asociados a su enfermedad y haciendo un seguimiento cercano y puntual de cualquier mejora segura.

Hablamos también con el Taichi de un equilibrio entre los hemisferios cerebrales.

Dentro de ese espacio relacional distinto que proporciona el Taichi, a parte de la lenta gimnasia, su base marcial nos permitirá plantear luchas como juegos, correr, caer, saltar, dar patadas. Uso de “armas”. Prácticas por parejas con contacto, jugando  en grupos. Estos simulacros de lucha , a parte de ayudar a la coordinación, facilitan el refuerzo de la confianza y la seguridad a través del juego.

La gestión de la respiración en los movimientos e incluso en búsqueda de meditación o estados más de reposo será la combinación final perfecta.

 

PROPUESTA DE ACCIONES A REALIZAR

Seguimos plenamente el carácter integral y flexible del que se habla asociado al entorno autista.

Afectando a las distintas etapas de la vida, gustaría crear grupo experimental de esas distintas edades.

Con los más pequeños sobre todo masajes energéticos y aprendizaje familiar de los mismos.

De ahí hasta los que viven en residencia, pues con  acciones más de esa lenta gimnasia y de ese “luchar”.

Son acciones que afectan o se vinculan de manera integral con los distintos servicios  de educación, familia, ocio, formación- relacionado con el carácter holístico que tiene la práctica del Taichi-.

Lo ideal sería crear pequeños grupos experimentales en los que pudiéramos tener una frecuencia de al menos dos encuentros semanales de al menos 45 minutos.

Dado el carácter flexible de la propuesta, me adaptaría a necesidades incluso individuales.

Si a raíz de la propuesta experimental, la demanda del Taichi creciera contaría con un equipo de personas suficientemente formado.

“Es un hecho médicamente comprobado en lugares como California, EEUU, que ayuda a los niños autistas de 6 años de edad”.- dice un documento-

No existen vídeos en los que pueda mostrar el trabajo de Taichi asociado a autistas pero simplemente es una adaptación de lo que cualquier otro colectivo puede hacer. Por eso, en internet aparecen muchos vídeos desde los que uno puede intuir en qué consiste esta propuesta, por ahora experimental.

Una mejor manera de informar podría ser realizar una sesión informativa, también de carácter práctico.

Cierro el documento expresando mi mayor respeto por las personas y profesionales que ya se dedican a cuidados y atenciones.

Del dicho al hecho va un trecho, sobre todo para vosotros, en el que yo acompaño, aporto, me apasiono, me apeno, me frustro, me ilusiono, nos ilusionamos.

OBJETIVOS A CONSEGUIR

Una mejora clara en la sintomatología que sufre el autista. ¡Clara!

A vuestro servicio estoy. Es un camino seguro pero hay que andarlo.

Gracias

QIGONG Y AUTISMO MASAJE RAZONES

 

VICENTE JESÚS LLANEZA GARCIA, 616796003

“benefíciate, benefíciales”

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en autocuración, autosanación, QIGONG & AUTISM, QIGONG Y AUTISMO, salud alternativa, salud en mis manos, taichi para niños, taichi y autismo, taichi y especiales necesidades, taichi y salud, taiji and autism, taijiandspecialneeds, Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s